Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > Pulgas, garrapatas y piojos en nuestra mascota
21/08/2020

Pulgas, garrapatas y piojos en nuestra mascota

En los perros las pulgas pueden causar dermatitis alérgica a su saliva y ocasionar una comezón tan intensa que se pueden observar lesiones severas que podrían complicarse con infecciones bacterianas, debidas al rascado, que elimina los factores protectores de la piel.
El diagnóstico es muy sencillo, pues este parásito es visible, sin embargo aún falta mucha educación sobre este grupo de parásitos, ya que es común encontrarse con personas que consideran que es normal que su mascota tenga pulgas.
Durante la edad media, una de las plagas más importantes y que diezmó a la población humana en Europa fue la peste negra. En ese tiempo de oscurantismo se creyó que la plaga se transmitía por vía aérea o que era un castigo divino por lo que se desató una persecución en contra de los gatos a quienes se les consideraba demonios y compañeros de las brujas. Con ellos las ratas proliferaron, lo cual facilitó la diseminación de la enfermedad, pues la peste era transmitida por las pulgas de las ratas.

Parasitos

 


La higiene, el control de roedores y fauna nociva ayudó a que esta enfermedad se disipara.

Las garrapatas por si solas son molestas, pero representan un doble problema, ya que además de alimentarse de sangre, también transmiten enfermedades. Los parásitos transmitidos por las garrapatas pueden ocasionar lesiones graves a nivel sanguíneo, eliminando plaquetas y destruyendo otras células de la sangre. En los perros y gatos, los parásitos pueden ocasionar la muerte si no se diagnostican a tiempo y se instaura un tratamiento adecuado, lo cual también puede ocurrir en el ser humano. El control de garrapatas es importante si se vive en zonas donde éstas proliferan o se viajan con mascotas a esas zonas.
En cuanto a piojos, existen dos grupos de estos, los masticadores que se alimentan de queratina y ocasionan comezón y los piojos chupadores que se alimentan de sangre. En el caso de los humanos, no es tan común encontrar los piojos de mascotas en ellos, ya que estos piojos son específicos de cada especie, es decir, solo afectan a organismos específicos; el piojo del perro, al perro; el del cerdo, al cerdo y el del ser humano al humano.
Hay una gran cantidad de parásitos y realmente sería imposible mencionarlos a todos, pero considerar el control de estos es de gran utilidad para mantener la salud de nuestras mascotas y la nuestra.
A pesar de que existen variados métodos para diagnosticar parásitos externos, así como tratamientos, lo mejor siempre será prevenir. Como siempre, la revisión periódica de nuestros animales de compañía es el manejo número uno y basta con dos visitas anuales al veterinario para detectar y controlar estos agentes causantes de lesiones tan diversas.   

© 2015, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto