Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > Creo que el gato se siente mal
24/01/2019
CREO QUE EL GATO SE SIENTE MAL

Los gatos muestran signos de enfermedad de diferentes maneras. Sin embargo, si tu gato está experimentando cualquiera de los siguientes signos, debes consultar al Médico Veterinario inmediatamente para recibir orientación.

Diarrea y Vómito

La diarrea y los vómitos no son necesariamente un problema grave. Es importante tomar en cuenta que aunque tu gato parezca normal y la diarrea es acuosa, o si tu gato vomita una sola vez, es necesario observarlo y controlar la ingesta de alimentos durante 24 horas. Después de 24 horas, debes de alimentarlo sólo con  pequeñas cantidades de dieta blanda como algunos alimentos en lata,  el pollo hervido o pescado mezclado con arroz blanco. Asegurándote de que siempre tenga disponible agua fresca para evitar su deshidratación. Si el gato se está sintiendo mejor, conviene poco a poco aumentarle la cantidad de alimentos durante varios días y así regresar, gradualmente a su dieta regular. Si el vómito continúa después de la retención de alimentos o después de comenzar la alimentación de la dieta blanda, será necesario consultar al Veterinario.

La condición es urgente y requiere atención médica inmediata si:

• Hay sangre en el vómito o en las heces, o si tiene un fuerte mal olor.
• Tu gato presenta una evidente sensación de dolor o tiene inflamado el abdomen.
• Tu gato parece aburrido o apático.

Rasca, lame o mastica

Si tu gato tiene pulgas, garrapatas u otros parásitos, puede arañarse o lamerse la zona de vez en cuando, o incluso morderse a sí mismo. Revisa periódicamente el pelaje del gato en busca de parásitos recuerda que, el tratamiento contra las pulgas o garrapatas debe ser con productos adecuados que encontrarás en la clínica veterinaria. Consulta a un veterinario si no hay mejoría.
La condición es urgente y requiere atención médica inmediata si:

  • Tu gato se rasca, se lame o se muerde de manera súbita y severamente.
  • Hay inflamación o pérdida de pelo, o si hace esfuerzos por romper la piel.
  • Tu gato tiene otros signos, como diarrea o vómitos, dolor, somnolencia, tos, dificultad para moverse, cambios en el apetito o dificultad para respirar.

Jadeo, tos, silbidos o estornudos

Si tu gato tose de vez en cuando, se altera sin razón aparente. Intenta calmarlo en un ambiente templado y vigílalo cuidadosamente para detectar signos de deterioro o malestar. Tos severa o prolongada, sibilancias, o jadeo suelen ser signos de un problema que requiere atención médica inmediata. Si tu gato comienza a estornudar, tal vez sea un resfriado y debes consultar a su veterinario tan pronto como sea posible. Además, si el estornudo es acompañado por muchos frotes de la nariz y hay secreción nasal, llama a su veterinario.

La condición es urgente y requiere atención médica inmediata si:

  • Tu gato se está ahogando - dar los primeros auxilios en caso de asfixia y ponerse en contacto con su veterinario inmediatamente.
  • Su respiración es superficial o dificultosa.
  • Se derrumba o se desmaya.
  • Sus encías son de color blanco, rosado teñido, amarillo o azul.
  • Tose con pus, sangre o líquido espumoso rosado.

Dolor, rigidez o dificultad para mover

Si tu gato parece rígido o cojo, o si está cojeando de una pata, examina el área por posibles cortaduras, calor o moretones, y no te olvides de revisa los cojinetes de todas sus patas también. Si todo parece ser normal y si tu gato se comporta de forma natural en todos los demás aspectos, mantenlo calmado y en el interior, y obsérvalo durante 24 horas para detectar signos de mejoría.
Es importante no auto medicar a los gatos ni a ninguna otra mascota. Nunca le des Acetaminofeno (paracetamol) o ibuprofeno a tu gato, ya que para ellos es tóxico. Primero debes consultar a su Médico Veterinario antes de dar cualquier medicamento para asegurarse de que es seguro hacerlo y la dosis correcta. Si la condición parece empeorar, o la cojera persiste durante varios días, sin signos de mejoría, llévalo con el Médico Veterinario inmediatamente. Si has estado medicando a tu gato, consulta con su veterinario y menciónale a detalle el medicamento y las dosis que ha tomado el gato antes de la consulta, algunos medicamentos pueden enmascarar los signos y síntomas, lo que hacer el diagnóstico más difícil.

La condición es urgente y requiere atención médica inmediata si:

  • Tu gato está desequilibrado, tambaleándose y cayéndose.
  • La rigidez o dificultad para moverse aparecieron repentinamente.
  • Se derrumba.
  • Parece estar angustiado o con sensibilidad a la luz y sonido - esta puede ser una llamada de auxilio con la intoxicación.
  • Muestra algún signo de parálisis de las extremidades - ¡tratar como una emergencia!
  • Salta sobre tres patas o no apoya el peso en una pierna.
  • Existe alguna lesión evidente en las extremidades, fractura posterior, o cualquier fractura abierta (piel rota).

Intestinal o problemas urinarios

Los gatos son susceptibles a varios trastornos que pueden manifestarse en el intestino o problemas urinarios, pueden desarrollarse obstrucciones internas. Si tu gato parece bastante normal, pero tiene dificultad para expulsar las heces, puede estar estreñido, en un gato, esto por lo general requiere atención veterinaria. NO esperes más de 24 horas para llamar a su Veterinario si tu gato ha hecho el esfuerzo por evacuar y no ha podido orinar y/o defecar. Si tu gato está bebiendo agua, u orina más de lo habitual, ten en cuenta su nivel de actividad y la dieta. Si te parece anormal, o si hay otros signos conductuales o físicos, llévalo con su Médico Veterinario inmediatamente.
La condición es urgente y requiere atención médica veterinaria de inmediato si:

  • Tu gato hace el esfuerzo para orinar y sólo saca algunas gotas o no orina.
  • Tiene vómitos y/o diarreas persistentes.
  • Hay sangre en sus heces (puede aparecer como heces negras y alquitranadas)
  • Se ha decolorado la orina, orina roja, naranja o marrón oscuro

 

Trastornos de Ojo y Oído 

 Diferentes gatos muestran signos de diferentes maneras. Sin embargo, si tu gato está experimentando cualquiera de los siguientes signos, debes llamar y/o acudir con su Médico Veterinario inmediatamente:

  • El sangrado es comúnmente asociado a una lesión.
  • Descarga de color claro (lagrimeo excesivo) puede ser resultado de alergias, infecciones, irritación o trauma ocular.
  • Nubosidad con frecuencia resulta de una lesión o una infección, pero también pueden indicar cataratas, glaucoma, problemas del cristalino  o simplemente, el proceso de envejecimiento.
  • Los ojos secos o irritados son más frecuentes en los gatos mayores y puede conducir fácilmente a una infección. También son signos de una enfermedad crónica en los ojos.
  • A falta de visión puede ser resultado de la displasia de retina, derrame cerebral atrofia de la retina, progresiva, el envejecimiento, las cataratas, el glaucoma o la diabetes.
  • La inflamación puede ser causada por alergias, conjuntivitis o infecciones del tercer párpado.
  • Los tumores o quistes pueden causar bultos o protuberancias.
  • A menudo después del ojo seco en los gatos mayores se presenta una secreción amarilla que es signo de infección.


Al final, debes procurar observar a tu gato para poder detectar cualquier cambio o alteración y llevarlo a con su Médico Veterinario, no sólo cuando esté enfermo, si no de forma periódica a revisiones de rutina, para procurar su salud.

© 2013, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto