Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Especies y Razas > ¿Que te parece un cobayo o cuyo como mascota?
15/06/2016

¿Qué te parece un cobayo como mascota?

Los cobayos o cuyos son mamíferos que pertenecen a la familia de los roedores. Dependiendo del país donde se encuentren pueden ser llamados guinea pig, cuye, cuy o conejillo de indias, entre otros. Hoy en día su reproducción ha permitido desarrollar diversas razas como la americana, abisinia, crestada, rex, texel, cheltie y peruviana.

Las hembras llegan a pesar entre 700 y 1000 gramos, los machos entre 900 y 1300 gramos, estos últimos presentan una zona oscura por encima del ano, la cual corresponde a la presencia de una glándula marcadora de territorio. Estos animalitos, carecen de cola y sus dientes crecen continuamente durante toda la vida, lo que hace que deban ser controlados para evitar problemas. Viven aproximadamente de 5 a 7 años. Es un animal muy vocalizador, se hace escuchar a través de agudos chillidos para reclamar comida, agua o cuando se siente incómodo por la suciedad de su hábitat.
Son animales mansos, tranquilos y nada violentos, aunque siempre se encuentran muy alerta. Ante situaciones extrañas o la manipulación pueden morder, respondiendo, quizás con inmovilidad o el escape a gran velocidad.
Los cobayos, son animales muy sociables, es por esta razón que viven mejor en grupos de dos o más. No tienen por costumbre trepar o saltar, esto te facilitará cuando escojas el hábitat para que viva.

La madurez sexual llega ente los 8 y 10 meses de edad. Es importante que la primera preñez de tu hembra sea entre los 7 y 9 meses de edad, así se evitarán dificultades en el parto. Su embarazo dura entre 65 y 73 días y no necesita nido para parir, pueden tener entre 2 y 3 crías por parto, aunque también hay hembras que han tenido 6. 

Alimentación
Es un animal herbívoro que en estado silvestre come los pastos y plantas que lo rodean. En cautiverio la base de su dieta abarca desde heno o alfalfa, verduras y frutas (manzana, zanahorias y lechuga) y pienso, el cual sólo se lo darás cuando está creciendo. Tienen una característica, la imposibilidad de producir vitamina C en su cuerpo. Por lo tanto, acércate a tu Médico Veterinario especialista para que te haga las recomendaciones necesarias para que la reciba.

Sus necesidades de líquido quedan cubiertas con la ingestión de alimentos frescos. Cerciórate de tener siempre un bebedero con agua limpia y fresca, utiliza una botella de agua equipada con un tubo para beber, seguramente te será más fácil y mantendrás el agua libre de contaminación.
Debes tener cuidado con algunas plantas que pueden ser nocivas para tu mascota como el perejil, cicuta, cola de caballo, diente de león, yerba mala, mora, culantrillo, mostaza, acerba y  leche.
Como muchos otros roedores, los cobayos se comen sus propias heces, es decir práctica la cecotrofia, para aprovechar los nutrientes. Esto no lo realizará si encuentra en su dieta, lo necesario, consulta a tu médico veterinario.

Llegando a casa
El llegar a casa implicará un cambio para tu nueva mascota, lo cual la estresará, procura contar con su jaula y todas los requerimientos para que su adaptación al medio sea los más rápida posible.

Notarás que los primeros días estará un poco inquieto y realice movimientos bruscos y pequeños saltos que puedan confundirse con trastornos nerviosos, Esto es parte de la adaptación y pasará, ayúdalo, dale amor, acarícialo y háblale.
No es necesario bañarlo ni requiere de vacunación o desparasitaciones previas.
No necesitarás un espacio muy grande, con unos 70 cm cuadrados si es que piensas en tener dos cobayos. Construye dentro de ella unas rampas para que pueda pasear y ejercitarse un poco. Debe contar con un caseta donde pueda dormir. Los platos de comida que utilices procura que sean pesados para que no los tire. Diariamente hay que realizar la limpieza de su jaula y los comederos.
El sustrato de la jaula puedes extender sepiolita, la cual cambiarás habitualmente para mantenerla libre de defecaciones y de orines. 

Higiene

El baño de tu mascota lo podrás realizar una vez cada tres o cuatro meses. Cuida que la temperatura del agua sea templada, no muy fría no muy caliente. Puedes hacer uso del champú neutro. Utiliza una toalla de algodón para secarlo suavemente y si tiene el pelo largo utiliza el secador. Igual y tendrás que colocar a tu mascota un rato al sol para terminar su secado. Cepilla su pelo diariamente para librarlo del polvo y retira las legañas de sus ojos con un algodón húmedo en agua tibia. Es importante cuidar de sus dientes cepillándolos eventualmente y ofrecerle algunos juguetes especiales para que los lime.

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto