Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > ¿Qué vacunas se le deben aplicar a tu perro?
03/06/2019

¿Que vacunas se le deben aplicar a tu perro o gato?
Calendario de vacunación para perros y gatos

Cuando adquirimos un perro, el primer paso es visitar al Veterinario para establecer un esquema de vacunación adecuado para protegerlo (inmunizarlo), así como un programa de desparasitación.
Su esquema de vacunación debe ser individualizado, por ejemplo, según cada región del país o edad de la mascota, con el fin de que este protegido contra las enfermedades prevenibles a través de la vacunación.
Hoy en día sabemos que el sistema inmune del cachorro es inmaduro, por eso, es muy importante que tomen la primera leche de su madre (calostro), la cual les proporcionará la protección necesaria (esta protección se llama “anticuerpos”) contra enfermedades a las cuales su madre se haya enfrentado en su vida y que generaron memoria en su sistema inmunológico; puede seguir tomando leche de su madre pero después de las 48 a 72 horas de nacido el cachorro lo que toma solo son nutrientes para su adecuado desarrollo. Idealmente se recomienda que la desparasitación sea antes de la vacunación (previo un análisis de sus heces para saber con que parasitos cuenta y así saber contra que hay que desparasitar)
Los esquemas de vacunación deben ser tomados como una guía y no como un modelo único de vacunación. El objetivo es prevenir aquellas enfermedades que son de origen infeccioso, es decir, que la causa un virus o una bacteria.

Parvovirus: El parvovirus canino es una enfermedad provocada por un virus que afecta principalmente el sistema digestivo de los perros, provocando una diarrea sanguinolenta, vómitos y deshidratación, en ocasiones con resultados fatales. Los perros infectados con parvovirus presentan signos en promedio cinco días después de haber sido expuestos al virus, el contagio se da por vía fecal-bucal (por heces y saliva de un animal infectado). El parvovirus canino se puede presentar en cualquier edad, pero principalmente se ven afectados cachorros de seis meses o menos. 

El inicio de una vacunación contra parvovirus canino puede ser desde las 4 – 6 semanas de vida, dependiendo de muchos factores, por ejemplo en cachorros que no recibieron calostro o fueron adquiridos en la calle o en tiendas de mascotas (previa revisión de un Médico Veterinario). Pero sin duda la decisión de la edad ideal para iniciar depende en gran medida por la historia clínica que obtiene el Médico Veterinario y el estado de salud de la mascota, ejemplos de situaciones que hacen que varíe la edad de inicio de un calendario de vacunación: cachorros cuya madre tiene un perfecto esquema de vacunación y no están sometidos a situaciones de estrés (hacinamiento, parasitosis, mala nutrición, mal alojamiento, etc.) Por otro lado el número de dosis que se requieren para inmunizar a un cachorro depenende en gran medida de la recomendación del fabricante de la vacuna, y nuevamente la desición del veterinario, pero hoy en dia es tan viable poder terminar un calendario de vacunacion a las 12 semanas de vida del cachorro.

Moquillo canino: El moquillo canino o distemper es una enfermedad viral altamente infecciosa. El virus de moquillo canino se transmite a través de secreciones y excreciones de perros infectados y en general afecta tres sistemas: respiratorio, digestivo y nervioso. Por lo que se presenta secreción nasal, estornudos, diarrea y en la etapa final de la enfermedad trastornos nerviosos como incoordinación, convulsiones y espasmos musculares (tics nerviosos).

Se recomienda la vacunación a las cuatro o seis semanas de edad en caso de no haber recibido calostro o fueron adquiridos en la calle o en tiendas de mascotas (previa revisión de un Médico Veterinario); lo ideal es comenzar el esquema de vacunación a las 6 semanas en aquellos cachorritos cuya madre tiene un perfecto esquema de vacunación y no están sometidos a situaciones de estrés.

Hepatitis infecciosa canina: La hepatitis infecciosa canina es una enfermedad vírica (virus) que afecta fundamentalmente a los perros y que cursa con fiebre, falta de apetito, aumento de las secreciones nasal y ocular, conjuntivitis, vómitos y hepatitis, es decir, la inflamación del hígado. Este virus es transmitido directamente de un perro enfermo a uno sano por lo que se recomienda la vacunación a partir de las 6 u 9 semanas de edad revacunando cada 15 ó 21 días terminando a las 12 semanas de vida a consideración del Veterinario de la mascota.

Leptospira: La leptospira es una bacteria que puede afectar a los perros y que tiende a estar en climas lluviosos, ya que requieren de humedad para sobrevivir en el ambiente.
Perros con Leptospirosis se ven afectados principalmente en hígado y riñón, por lo que presenta como signos más comunes: ictericia (color amarillento en las mucosas), problemas en la micción (orinar), sangre en orina, además de pérdida de peso, vómito, dolor abdominal, depresión, fiebre, entre otros. Algunos ejemplares presentan únicamente depresión, es decir, que se ven como desganados y no comen del todo bien, aunque también se han asociado en casos crónicos, con problemas articulares, neurológicos, respiratorios, oftalmológicos, vasculares y abortos. Sin la atención adecuada se puede llegar a producir insuficiencia renal o hepática y provocar la muerte del paciente.

La transmisión de la Leptospirosis en perros puede ser directa, a través de contacto con orina, contacto sexual, descargas del aborto, fetos, etcétera. También se puede contagiar de manera indirecta, a través de ambientes contaminados con la bacteria como vegetación, comida y agua.
La vacunación debe ser realizada a partir de las nueve semanas y repetir la aplicación a los 15 o 21 días . En perros que están en contacto directo o expuestos a mordeduras de roedores es importante reforzar la dosis cada seis meses a criterio de su Médico Veterinario.

Rabia: Se recomienda la vacunación apegada a las normas implementadas por la Secretaria de Salud a nivel Nacional, ya que se trata de una enfermedad zoonótica (que puede transmitirse al ser humano). Es decir, la primera aplicación de esta vacuna será en los cachorros con tres meses cumplidos y la revacunación será anual. 
Existen otras vacunas disponibles que se le pueden administrar al cachorro o perro adulto, pero que no son aplicadas rutinariamente en México, estas son:

  • Tos de las perreras o traqueobronquitis infecciosa canina: la cual realmente es una bacterina que contiene a la bacteria Bordetella (atenuada o muerta) para conferir inmunidad a nuestra mascota.  Esta es una enfermedad que puede ser adquirida por la mascota al ser llevada a pensiones, a paseos a parques públicos o en donde existen muchos perros en convivencia y que uno de ellos pueda estar enfermo.
Acércate a su Médico Veterinario, quien establecerá el calendario de vacunación adecuado para tu mascota.

 

© 2015, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto