Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Cuidados > Anemia en nuestras mascotas
13/02/2018

Anemia en nuestras mascotas

La anemia es una de las enfermedades que son poco conocidas y estudiadas en el ámbito animal, pero desgraciadamente nuestros fieles compañeros no están exentos de padecer este terrible padecimiento. La anemia se define como una deficiencia de glóbulos rojos (eritrocitos) en el sistema circulatorio.

Los perros adultos están anémicos cuando la concentración de glóbulos rojos en el total de la sangre es menos del 37% del volumen.

El rango normal es de 39 a 60%. Los glóbulos rojos se producen en la medula ósea y tienen un promedio de vida de 110 y 120 días. Los glóbulos rojos viejos son atrapados por el bazo y se eliminan de la circulación. El hierro que contienen es reciclado para hacer nuevos eritrocitos. El propósito de los glóbulos rojos es transportar oxígeno, desde los pulmones a otras partes del cuerpo. Por lo tanto, los síntomas de la anemia son causados por la insuficiencia de oxígeno en los órganos y músculos. Los síntomas incluyen falta de apetito, letargo y debilidad.

Las membranas mucosas de las encías y la lengua se vuelven de color rosa pálido tirando a blanco. En los perros con anemia severa, el pulso y la frecuencia respiratoria son rápidos, y el perro podría sufrir un colapso por un esfuerzo intenso. Podría escucharse un soplo en el corazón.
La anemia puede ser causada por diversos factores:

  • Por pérdida de sangre
  • Hemolisis (destrucción de glóbulos rojos)
  • Producción insuficiente de glóbulos rojos en la sangre

Anemia por pérdida de sangre:
En perros adultos, las causas más comunes de la pérdida de sangre son:

  • Trauma
  • Hemorragia gastrointestinal lenta asociada con úlceras de estómago y duodenales
  • Parásitos
  • Tumores en el tracto gastrointestinal

La pérdida crónica de sangre también se produce a través del sistema urinario. Los anquilostomas y las pulgas son causas comunes de la pérdida crónica de sangre en los cachorros.

Tratamiento: El Médico Veterinario se centrará primeramente en encontrar la causa de la anemia. El sangrado gastrointestinal puede ser detectado mediante la comprobación de las heces (excremento) en busca de rastros microscópicos de sangre. Un análisis de orina recogerá rastros de sangre en la orina que pueden no ser visibles a simple vista. También se pueden llevar a cabo otras pruebas para determinar la causa de la hemorragia oculta.
Anemia Hemolítica
La hemolisis es una aceleración en el proceso normal de descomposición de los glóbulos rojos. Los glóbulos rojos se descomponen para formar la bilis y la hemoglobina. Con hemolisis severa, estos productos de la descomposición se acumulan en el cuerpo. En consecuencia, en un perro que experimenta una crisis hemolítica aguda puedes esperar ver en él ictericia (coloración amarillenta de la piel y de las partes blancas de los ojos) y hemoglobinuria (orina de color marrón oscuro que contiene hemoglobina). Además, el perro parece débil y pálido y tiene el pulso acelerado. El bazo, el hígado y los ganglios linfáticos pueden estar inflamados.
Las causas de la hemólisis incluyen:

  • Anemia hemolítica inmunomediada
  • Anemia hemolítica congénita
  • Enfermedades infecciosas
  • Reacciones a medicamentos como paracetamol
  • Mordeduras de serpientes venenosas

Un gran número de bacterias producen toxinas que destruyen las células rojas de la sangre, por lo que la hemolisis también puede ocurrir con infecciones graves.
Anemia Hemolítica inmunomediada
Esta es la causa más común de la hemolisis en los perros adultos. La destrucción de los glóbulos rojos se produce anticuerpos (anticuerpos dirigidos erróneamente contra órganos o tejidos del propio organismo) al atacar a los antígenos presentes en la superficie de las células, o  por los antígenos de los medicamentos u organismos adheridos a las paredes de los glóbulos rojos. Las células debilitadas son atrapadas en el bazo y destruidas.

Los perros de raza Poddle, Bobtail Inglés, Setter Irlandés y Cocker Spaniel tienen mayor predisposición a la anemia hemolítica inmunomediada, aunque todas las razas son susceptibles de padecerla. Los perros afectados suelen tener una edad entre los 2 y 8 años, y las hembras superan en número a los machos en una relación de cuatro a uno.

Tratamiento: el tratamiento de la anemia hemolítica inmunomediada está dirigido a prevenir una mayor destrucción de glóbulos rojos mediante el bloqie de la reacción antígeno- anticuerpo mediante el uso de corticoesteroides e inmunosupresores. La anemia severa se corrige con transfusiones de sangre. La esplenectomía (extirpación del bazo) puede ser beneficiosa, pero sólo cuando las pruebas evidencian que el bazo está contribuyendo al proceso hemolítico.

Es de gran importancia conocer sobre estas enfermedades, ya que muchos de los propietarios desconocen que sus mascotas pueden llegar a adquirir estos padecimientos y desafortunadamente puede provocar una muerte repentina.
Es importante que lleves a tu mascota al Médico Veterinario periódicamente para su chequeo y así se puede prevenir antes de la enfermedad.

© 2016, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto