Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Cuidados > ¡Recuerda! Tu perro viejo alguna vez fue cachorro
18/06/2018
Documento sin título

¡Recuerda!

Tu perro viejo alguna vez fue cachorro

Cuando tuviste la fortuna de que un pequeño cachorro llegara a tu vida, él fue entregándote compañía, fidelidad y alegría, creció a tu lado y te demostró lo que es la amistad incondicional.

Los cuidados y la paciencia que tú le ofreciste hicieron de él un animalito sano y alegre, al que tuviste la paciencia de entrenar y sobrellevar durante su etapa destructora y cuando mudó sus dientes. Su adolescencia llegó y con ella, el aprendizaje los trucos que le enseñaste. Te brindó su energía, protección y entrega, a pesar de que fue una etapa difícil, aprovechaste su ayuda reconociendo que su vivacidad y presencia, que complementaban tu día a día.

Perro viejo
Ilustración 1: Perro viejo

 

Ahora comienza a vivir su última etapa y su cuerpo comienza a estar cansado, de igual manera, él lucha por ser el mismo pero desafortunadamente no lo es. Es el momento de regresarle algo de lo que te dio y darte cuenta que su condición le provocará convertirse en un cúmulo de afecciones o enfermedades que se deben atender con prontitud, para que su calidad de vida siga siendo como hasta este momento.

Perro geronte
Ilustración 2: Perro geronte

 

Su compañía seguirá siendo incondicional, aunque cuando lo llames tal vez por su disminución en algún sentido (oído o vista) y en su alerta mental, no atenderá a tu llamado tan deprisa como lo hacía antes. Ten presente que no es por falta de voluntad o desobediencia, es simplemente que con la edad estas cosas pueden suceder.
Tú puedes ayudarlo a que viva esta etapa lo mejor posible, manteniéndote alerta a los cambios de comportamiento que presente; visita al Médico Veterinario con mayor frecuencia, coméntale lo que descubriste, vacúnalo, desparasítalo y aunque no esté enfermo (a), practícale por lo menos una vez al año estudios de sangre para monitorear el funcionamiento de su organismo, ya que de esa manera podrás descubrir alteraciones que no se ven a simple vista y que deben ser diagnosticadas y atendidas tempranamente.

Te recomendamos que seas empático con tu fiel amigo, ya que a partir de los 8 años comienza a ser un perro geronte, esto dependerá de la raza y talla, por ejemplo si pesa 9 kilos su equivalencia en edad humana será de 50 años y si pesa 22 kilos esos mismos 8 años corresponderán a 66 años humanos. Como verás hacer mentalmente esta conversión te ayudará a lograr comprender el porque tu perro de talla grande (22 kgs.) de 12 años (94 años humanos) ya es un anciano y como tal, requiere de mayor atención y cuidados de tu parte.

En esta edad su cuerpo ya no regula la temperatura de forma adecuada, por lo que pasará mucho frío en la sombra y sentirá calor extremo, si se encuentra bajo los rayos del sol, para eso debes estar pendiente de abrigarlo y ventilarlo según sea el caso, y nunca permitir que experimente cambios bruscos de temperatura.

Cuidados del perro anciano
Ilustración 3: Cuidados del perro anciano

 

Seguro notarás que sus patrones en el sueño cambiarán, sus siestas serán más largas y durante la noche tardará más conciliar el sueño, esto puede ser normal, procura contar con un espacio cómodo donde descanse durante el día y por la noche, no lo reprendas, sólo trata de mantenerte cerca y ofrecerle tranquilidad y caricias.

© 2018, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


    Bibliografía
    PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto