Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetNews > Otras especies > Las medusas
28/08/2015

Las medusas

Las medusas pertenecen al phylum Cnidaria, al igual que las anémonas, corales, abanicos y plumas de mar.
En términos generales, las medusas son una etapa del ciclo de vida de estos invertebrados, caracterizada por ser una fase de vida libre cuando alcanzan la madurez sexual. Esta etapa medusoide se reconoce fácilmente por su forma típica de campana o platón invertido, con forma redondeada o cúbica y un número variable de tentáculos. Su cuerpo está constituído principalmente por agua (hasta 95%) y sólo tiene dos capas de tejido, entre las cuales se encuentra una sustancia gelatinosa llamada mesoglea, que le confiere volumen a su cuerpo. Cuentan con una sola cavidad corporal con la doble función de digerir el alimento y excretar sus desechos, por lo que no existe un sistema digestivo y excretor diferenciado.

A pesar de esta relativa simplicidad, estos animales poseen una red neuronal rudimentaria, estructuras sensibles a las variaciones de luz y un sistema muscular que les permite el movimiento corporal para desplazarse en el agua. Su distribución es cosmopolita, ya que se les puede encontrar en aguas someras o a grandes profundidades en mares de todo el mundo, así como en algunos cuerpos de agua dulce.
Las medusas se alimentan de zooplancton constituido principalmente por huevos y larvas de peces, crustáceos, moluscos e incluso de otros organismos gelatinosos (medusas, ctenóforos, salpas). Se desplazan activamente en las masas de agua donde capturan a sus presas con la ayuda de sus múltiples tentáculos.

Cada uno de estos tentáculos está cubierto por cientos de células especializadas, las cuales, al ser activadas, inoculan el veneno a sus presas. El veneno provoca daños en diferentes células y tejidos de la presa que facilitan su captura e inmovilización.
Una vez atrapadas, las presas son dirigidas hacia la zona oral donde, con la ayuda de enzimas gástricas, comienza su degradación extracelular y digestión.

Especies como la medusa común o medusa luna (Aurelia aurita), Cyanea nozakii y ortiga marina (Chrysaora quinquecirrha) pueden llegar a consumir una gran cantidad de huevos y larvas de peces de importancia comercial como anchovetas y sardinas, y provocan grandes pérdidas económicas a estas pesquerías.

Sin embargo, las medusas también desempeñan un papel ecológico crucial en los ecosistemas acuáticos, ya que son piezas importantes en el reciclamiento de nutrientes como carbono, nitrógeno y fósforo, los cuales son utilizados posteriormente por el fitoplancton. Además, muchas especies de medusas sirven de alimento para peces y tortugas marinas, como la tortuga laúd (Dermochelys coriacea) que es consumidora obligada de zooplancton gelatinoso. De igual manera, son consumidas por el humano en países como China y Japón, donde sus pesquerías son de gran importancia comercial desde la década de 1970, y se han expandido a países como Australia, India, Estados Unidos y México.

Todas las medusas poseen células especializadas con las cuales producen, almacenan y disparan veneno. Estas células, llamadas nematocitos, constan de una gran vesícula interior donde se guarda el veneno y un túbulo hueco enrollado. En la parte externa de la célula existe una estructura muy fina en forma de cabello, llamada cnidocilo, que es sensible a estímulos mecánicos. De esta manera, una vez que la célula es estimulada por cambios mecánicos provocados por las presas atrapadas en los tentáculos, la célula se activa permitiendo la apertura del nematocito y la liberación del túbulo hacia el exterior. Este túbulo se desenrolla y penetra el tejido de la presa inyectando todo el veneno contenido en la vesícula. La rapidez con que se lleva a cabo este proceso (fracciones de segundo) es equiparable al disparo de una bala. Por esta razón, una presa atrapada por los tentáculos de una medusa recibe cientos de potentes inyecciones en segundos, las cuales son capaces de perforar su exoesqueleto y tejido.

El veneno producido por una medusa, al igual que otros organismos venenosos, es una mezcla compleja de una gran variedad de compuestos químicos que tienen la capacidad de alterar uno o varios sistemas biológicos en los organismos donde son inyectados.

© 2014, Intervet International B.V. a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto