Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Educación > ¿Porque juegan los animales?
26/01/2018

¿Por qué juegan los animales?

Pigface, una tortuga africana gigante de concha suave y 50 años de edad, pasa las horas del día pateando una pelota en su hogar acuático en el Zoológico Nacional de Washington, para deleite de miles de visitantes y la perplejidad de los biólogos estudiosos del comportamiento. El juego en los animales siempre ha sido un misterio. Lo podemos observar en muchas aves y en la mayoría de nuestras mascotas, pero hasta que los cuidadores de "Pigface" le lanzaron una pelota hace años nunca se había observado en animales tan antiguos, desde el punto de vista evolutivo, como los reptiles.

 

Los animales que juegan son fascinantes. Los hipopótamos se empujan unos a otros, sacuden y mueven la cabeza, salpican el agua y hacen piruetas sobre sus patas traseras. Las nutrias se deleitan en acrobacias elaboradas. Los delfines nariz de botella balancean peces sobre su hocico y los llevan en la boca mientras nadan. Aún a algunos murciélagos bebés se les ha visto persiguiéndose, luchando y golpeándose con las alas a modo de juego.
A menudo el juego solitario comprende a un animal solo que manipula un objeto, como nuestros mininos con una bola de estambre, el delfín con su pez o un macaco que juega con una bola de nieve. El juego también puede ser social. Frecuentemente los jóvenes de la misma especie juegan juntos, pero los padres pueden participar también; este tipo de juego social suele incluir persecución, huída, lucha, pateo y mordidas suaves.

Y entonces, ¿cuáles son las características del juego?

  • El juego parece carecer de un propósito.
  • El juego parece brindar sentimientos de placer o alegría.
  • Los animales jóvenes juegan más frecuentemente que los adultos.
  • El juego exige una cantidad considerable de energía.

 

Y entonces, ¿por qué juegan los animales?
Una de las mejores explicaciones sugiere que el juego permite a los animales jóvenes adquirir experiencias en una gran variedad de comportamientos que usarán cuando sean adultos. Al hacer estos actos repetidas veces los animales adquieren habilidades que después serán importantes en la caza, la huída o las interacciones sociales.
Una investigación reciente menciona que el juego ocurre más intensamente al principio de la vida, cuando el cerebro se está desarrollando y las conexiones nerviosas se están formando, además se ha observado que los animales con cerebros más grandes tienden a ser más juguetones que los que tienen cerebros pequeños. Debido a que se vincula el cerebro más grande con una mayor habilidad de aprendizaje, lo cual apoya la idea de que las habilidades de los adultos se aprenden durante el juego juvenil.

Aunque Shakespeare dice que " el juego no necesita excusa", existe evidencia de que la tendencia al juego se ha desarrollado como comportamiento adaptativo en los animales capaces de aprender. Literalmente, el juego es, ¡diversión en serio!

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto