Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Ejercicio > Caballos, el salto como deporte
20/06/2018

Caballos, el salto como deporte

El salto llegó un poco tarde a la escena ecuestre, probablemente fue en Inglaterra a principios del siglo XVIII, cuando se colocaron vallas en los campos y fue necesario saltar obstáculos más complicados que los naturales. La caza se convirtió en el entrenamiento natural, así como la caballería, ya que incrementaba el uso de las armas de fuego y los caballos se utilizaban para el reconocimiento y las persecuciones. Se requería habilidad para saltar los campos deprisa y con éxito; en este aspecto, los irlandeses seguramente fueron los más originales. La primer carrera de obstáculos tuvo lugar en Irlanda por una apuesta en 1752, cuando dos
caballos de caza corrieron 7.2 km desde la iglesia de un pueblo a otra.


 

Eso es, de steeple (campanario) a steeple, y de ahí la palabra steeple-chase y el comienzo de un deporte que emociona a tantos en el mundo del hipódromo actual.

Se practicaron competencias de salto sobre barras finas muy altas u obstáculos muy anchos hasta que se popularizaron lo suficiente como para ser incluídos en la exhibición de la Royal Dublin Society en 1864. En 1876 hubo también una competencia de salto en Paris, que incluía un recorrido en campo, es decir, fuera de la pista.  

Emergieron distintos reglamentos en los diferentes países, y al principio hubo bastante confusión. El concurso hípico se convirtió en deporte olímpico en Estocolmo 1912, y desde entonces ha sido organizado con el reglamento escrito y estandarizado por la FEI (Federación Ecuestre Internacional).

No fue hasta los juegos de Melbourne 1956 que comenzó la participación de las mujeres en este deporte.
En general el ganador es el competidor que tenga menos penalizaciones y obtenga un menor tiempo, es decir, el binomio caballo jinete que tire menos obstáculos y termine un recorrido en el menor tiempo posible resulta vencedor.

El caballo de salto es llamado sangre templada, ya que nacen de la cruza de caballos sangre caliente y sangre fría, los primeros ligeros y livianos; los segundos pesados y de gran porte. Entre las mejores razas de caballos de salto podemos mencionar al Silla Francés, Silla Argentino, Hannoveriano, Westfaliano, Holstein y el Pura Sangre Inglés; quienes tienen como perfil común ser caballos ágiles, activos y flexibles y sobre todo siempre disfrutan y demuestran interés en sus saltos.

© 2014, Intervet International B.V. a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto