Síguenos en: Facebook Twitter
03/08/2016

Cobi, la mascota más exitosa de los Juegos Olímpicos

 

Juegos Olímpicos

La primera mascota que se utilizó como símbolo olímpico fue Schuss en 1968 en Grenoble, pero la que está considerada como la primera mascota olímpica es Waldi de los Juegos de Munich en 1972. A partir de entonces, las mascotas han hecho acto de presencia de forma estandarizada en todos los Juegos Olímpicos, bien sean los de la Olimpiada o los Juegos Olímpicos de Invierno, siendo cada una de ellas representativa de la sede oficial y embajadora de la misma en  todo el mundo.

Juegos Olímpicos

Cobi ha sido la mascota que mayores éxitos comerciales ha alcanzado en el mundo de los Juegos Olímpicos. Podemos tener claro que es muy difícil que las mascotas de los Juegos Olímpicos de Invierno o de los Juegos Paralímpicos obtengan el mismo éxito que la de los Juegos de la Olimpiada ya que el alcance que tiene esta última es mucho mayor que las anteriores.

Juegos Olímpicos

Los Juegos de Atlanta sucedieron a los de Barcelona, pero en la ceremonia de clausura el Presidente del Comité Olímpico Internacional no pudo decir que daba por finalizados los mejores Juegos de la Olimpiada de la Era Moderna; tan sólo pudo decir que habían sido unos buenos Juegos. En Barcelona se cuidó hasta el mínimo detalle en la elección de su mascota olímpica y, aun así, resultó polémica. El resultado del concurso restringido ante el mismo jurado que eligió el símbolo de la sede de Barcelona'92, en el que participaron seis importantes artistas, tuvo que deliberar mucho antes de elegir a Cobi. El jurado y las personas implicadas en la organización de los Juegos consideraban que los símbolos de Barcelona debían representar una primera demostración de la calidad de diseño de la ciudad y sobre todo la aplicación de las formas de vanguardias.

Su autor tenía muy claro que la mascota debía ser representativa de la ciudad que organizaba los Juegos, de ahí la elección de que fuese un perro, concretamente un perro de los Pirineos, pero también había de representar el estilo de la ciudad, y de ahí su línea vanguardista.
Una vez que Cobi fue aceptado en el restringido campo de los diseñadores y expertos en marketing, fue muy fácil convencer a la sociedad de que ésta era la mejor mascota olímpica jamás creada. ¿Quién puede resistirse a los encantos de Cobi? Su autor pretendía crear un símbolo que tuviera vigencia durante los Juegos de la Olimpiada, pero consiguió crear una mascota que todavía hoy pervive en nuestra mente y que incluso tiene una compañera, Petra (mascota de los Juegos Paralímpicos de Barcelona'92).

 

Juegos Olímpicos

© 2014, Intervet International B.V. a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto