Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Cuidados > Los dientes del conejo
21/09/2018

Los dientes del conejo

Dientes del conejo

A diferencia de lo que pasa en personas, perros o gatos, todos los dientes del conejo son de raíz abierta, lo que significa que crecen continuamente durante toda la vida del animal (de 2 a 3 mm por semana), y su forma varía según la función que realicen. Los dientes se han de desgastar y ser sustituidos por dientes nuevos durante toda la vida del conejo. Sin embargo hay veces que, por distintos factores, este desgaste no se realiza correctamente, y, como el diente sigue creciendo, aparecen bordes y picos en los dientes que pueden lastimar a nuestra mascota.
Cuando los dientes superiores e inferiores están correctamente alineados, se dice que realizan una oclusión normal. Por el contrario, maloclusión describe la condición donde los dientes o mandíbulas no se alinean correctamente. Las causas de maloclusión pueden ser traumáticas o atraumáticas:

- Traumáticas: ruptura de dientes o mandíbula, pérdida de un diente, dislocación de un diente o de la mandíbula, separación de la sínfisis mandibular.

Dientes del conejo

- Atraumáticas: dientes mal posicionados congénitamente (de nacimiento) o ausencia de dientes, deformidad mandibular hereditaria (algunas razas de conejos enanos), sobrecrecimiento de dientes, dieta incorrecta, enfermedades, infecciones o hábitos anormales de masticación.

Los dientes continúan creciendo, haya o no un desgaste normal. Si la tasa de crecimiento de diente excede a la de desgaste, la corona del diente crece gradualmente. 
En el caso de los incisivos, el sobrecrecimiento puede hacer que se retuerzan y se abran hacia fuera, pudiendo clavarse en los labios o encías. En el caso de los molares, el sobrecrecimiento crea un aumento en la presión en la oclusión que puede inclinar o rotar las coronas, haciendo que aparezcan “picos” en las muelas. Estos picos se dirigen hacia la lengua y hacia las mejillas, arañándolas y creando úlceras que producen dolor al animal e impiden una correcta ingestión de alimentos.
La presión creada por el sobrecrecimiento, puede también impedir la erupción, el crecimiento del diente hacia la cavidad de la boca, obligando a las raíces dentarias a crecer hacia el hueso, clavándose en los tejidos de alrededor, destruyendo el hueso de la mandíbula y creando abscesos y obstruyendo el conducto nasolagrimal, evitando el drenaje normal de la lágrima, haciendo que el conejo tenga los ojos llorosos o incluso que le caigan lágrimas. Si además hay inflamación o infección del conducto o de las estructuras oculares, puede aparecer una descarga blanquecina cremosa en los ojos o en la nariz.

Dientes del conejo

La maloclusión de los incisivos puede dificultar el cierre de la boca, resultando en una maloclusión secundaria de los molares. Lo contrario también puede ocurrir, es decir, que la maloclusión de los molares impida el desgaste normal de los incisivos provocando su sobrecrecimiento.
Cuando el sobrecrecimiento de los incisivos se detecta a una edad temprana, es probable que el problema sea genético o como resultado de un mal manejo (dieta inapropiada).
Para evitar este tipo de problemas en tu conejo consulta a su Médico Veterinario especialista en pequeños mamíferos, para que sea él quien te recomiende la mejor alimentación y cuidados dentales para tu orejona mascota.

© 2015, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto