Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Educación > Domesticación y uso de los hurones
19/07/2016

Domesticación y uso de los hurones

En cuanto a su domesticación hay gran cantidad de hipótesis; se dice que en el año 3700 antes de nuestra era en Egipto se utilizaban para el control de roedores; más tarde en Grecia en el año 450 Aristófanes menciona animales parecidos a los hurones, y en el 350 Aristóteles hizo una descripción detallada de la especie; en el año 50 antes de nuestra era Strabo y Plinio documentaron que los hurones eran utilizados en la cacería de conejos; más tarde, a finales del año 600, Isidoro de Sevilla menciona la cacería de conejos con hurones; estos datos indican que la domesticación se inició en el Norte de África en base a la cacería de conejos, deporte que más tarde se introdujo en Europa y Asia. A principios de 1200 se introdujeron en Alemania, y hay historias de Genghis Khan donde se utilizaron hurones en Afganistán en el año de 1221.

Las primeras referencias en Inglaterra datan de 1223 y 1281, donde se documentan cacerías con hurones por parte de la realeza. En 1384 el Rey Ricardo II decretó como deporte la cacería de conejos con hurones, y en 1390 prohibió la práctica de este deporte en domingo.

En 1551 Gerner de Zurich describió por primera vez a un hurón albino, y de ahí en adelante aumentan las referencias de hurones en la caza de conejos en la literatura medieval europea.
En el año de 1700 se introdujeron a Estados Unidos por una embarcación que los transportaba con la finalidad de controlar la plaga creciente de roedores, pero no fue hasta finales de 1960 que se empezaron a utilizar como mascotas.
Según la clasificación de Linneo en 1758, los hurones fueron llamados Mustela furo; Mustela proviene del latín mus, que significa ratón (aquellos que comen ratones, los mustélidos) y la palabra ferret (hurón en inglés) se deriva del latín furonem y del italiano furone que significa ladrón; más tarde en 1843 fueron llamados putorius furo la palabra putorius se deriva por su parte del latín putor que significa hedor pútrido y que se acomoda perfectamente al característico olor de los hurones; finalmente a principios de 1900 se denominaron como Mustela putorius furo, nombre científico que reciben actualmente los hurones domésticos.

La cacería de conejos y de roedores en general es probablemente uno de los primeros usos históricos de los hurones domésticos, de hecho, quizá esa sea la causa principal por la cual se domesticaron. En un principio se hizo con la finalidad de controlar plagas y de conseguir alimento, pero hoy en día se practica como deporte; un deporte que, de hecho, necesita muy poco entrenamiento, ya que los hurones disfrutan por naturaleza el perseguir a la presa; aquellos que practican la caccia al coniglio col furetto (caza de conejo con hurón), aseguran que estos animales se "emborrachan" con la sangre de sus presas y se duermen sobre ellas a esperar a que llegue el cazador, por lo cual solía utilizarse un arnés con bozal que evitaba que el hurón matara a la presa, pero eso ya no se acostumbra.
También hubo un tiempo en el que se utilizaron como transportistas; su cuerpo alargado y la gran flexibilidad de su columna los hacía ideales para correr en túneles oscuros y pequeños transportando cables principalmente, por lo que fueron muy utilizados por compañías telefónicas y eléctricas. Se les colocaba un arnés al cual se ataba un hilo de nylon al cual se ataba el cable, y el hurón lo arrastraba hasta su destino guiado por el olfato.  Hoy en día, el uso de maquinaria moderna hace obsoleto al hurón para esos fines.
En 1930, se descubrió la susceptibilidad de estos animales a contraer el moquillo canino, y fue entonces cuando se empezaron a utilizar en la investigación biomédica, como modelos animales para la producción de vacunas de moquillo.
En 1939, Gilman Marshall comenzó con la cría y venta comercial de hurones como animales de compañía.
Es así como los hurones se empezaron a domesticar para el control de roedores, más tarde se utilizaron para la cacería de conejos, que aún se practica hoy en día, y a partir de ahí se usaron en la investigación biomédica y finalmente como mascotas.

 

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto