Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Educación > El castigo
24/06/2016

El castigo, ¿cuándo es necesario aplicarlo?

Aplicar un castigo a tu mascota, seguramente te sucede a diario, sobre todo si es un cachorro y acabas de llevarlo a casa, pero ojo, detente, no sólo hay que aplicar castigos por aquellas conductas desagradables que sigue repitiendo tu mascota, te has preguntado, ¿cuándo hay que premiarlo?, ¿cuál es el momento adecuado?.

Castigar a tu mascota no es la forma de educarlo, con esto no ganarás respeto sino temor, con esto sólo estás reforzando ciertas conductas, por lo general las negativas  y seguramente lo convertirás en un perro asustadizo o agresivo y tú por lo pronto te sentirás frustrado y con remordimientos de conciencia. Los castigos sólo son aplicables cuando estás adiestrando a tu mascota para que no repita ciertas conductas desgradables.
Nunca debes aplicar un castigo físico a tu mascota, él no aprenderá a base de violencia, lo único que conseguirás será tener un perro inestable mentalmente, el castigo y la recompensa deben hacerse en el mismo momento que tu can realiza la acción, ya que si lo reprendes posteriormente él no entenderá el porqué.

Seguramente me dirás, no puedo pasar todo el día con mi perro, ¿qué debo hacer?, premiarás entonces los comandos que obedece tu mascota cuando se los pidas, por ejemplo: cuando lo llamas y viene, cuando le pides que se eche a tu lado, cuando le tiras la pelota o el fresbee y lo regresa, cuando te hace caso y camina a tu lado. No debes premiarlo cuando te da jalones a la correa, cuando tiene exigencias y mordisquea.

Premiarlo no necesariamente tiene que ver con darle alguna golosina o alimento, también puedes darle unas palmadas en su pecho y decirle lo bien que lo está haciendo, el reconocerá este cariño como recompensa.
Algunas veces te encontrarás cometiendo errores que no te ayudan a ocasionar una modificación en la conducta de tu perro, sino todo lo contrario la reafirmas o lo confundes, como por ejemplo: si palmeas a tu perro en la parte superior de la cabeza como premio, este es un gesto de dominio que no debes usar para premiarlo. Sería preferible que acariciaras los flancos del rostro del perro.

Otro caso es cuando tu perro recibe recompensas inesperadas, por ejemplo: quieres mimarlo y le llevas un alimento o un juguete el cual se lo das en cuanto entras a casa, seguramente se sentirá confundido y no sabrá distinguir entre castigo y premio. Si quieres mimarlo, asocia la acción que haya realizado a tu comando y dale su premio.

Si quieres entrenar a tu mascota, no lo hagas a base de castigos aún y cuando estos sean positivos, quizás se acostumbre a ellos y tendrás que ir subiendo la intensidad. El castigo positivo sirve para eliminar conductas, pero no sirve para enseñar nuevos comportamientos. Con el castigo tu can solamente aprenderá a evitar situaciones.
Es aconsejable que utilices un tono de voz firme y calmado, el grito sólo lo deberás usar en casos extremos o de peligro. Tienes que saber que tu perro no va a entender más por que le grites. La paciencia, la firmeza y la constancia son tres cualidades indispensables para poder educar a tu mascota.
Si tu mascota tiene un amo comprensible, responsable y amoroso, juntos podrán lograr una estrecha relación y una vida juntos.

 

 

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto