Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > Leucemia viral felina
19/07/2016

Leucemia viral felina

Los cuidados que le procuramos a nuestro gato deben ser puestos en práctica desde el primer día, llevándole al Veterinario para que elimine los posibles parásitos que pueda tener, además de observarle para determinar que está libre de cualquier otra enfermedad que pueda poner en peligro su vida. Algunos de las enfermedades virales comunes en los felinos son el herpesvirus o el calicivirus pero también hay males mucho más graves, como por ejemplo, la leucemia viral felina.

La leucemia felina es, hoy en día, es una de las causas de mortalidad en gatos más extendida, sobre todo en lugares donde existe mucha cantidad de gatos callejeros. Estos felinos no están controlados médicamente y, por lo tanto, están expuestos en mayor grado al virus que la produce. Se detecta gracias a los análisis de sangre, ya que sus síntomas pueden no apreciarse a simple vista.

     Se trasmite por medio de la saliva en los gatos de edad adulta, pero las camadas nacidas de hembras infectadas, nacen ya portando esta enfermedad, ya que pueden infectarse por medio de la placenta o bien a través de la leche materna.
Las estadísticas de gatos con leucemia dentro del marco internacional, debido a las marcadas diferencias que existen entre unos países y otros, arrojan porcentajes medios de entre el 2 y15% del total de la población felina. Los machos son más propensos a contraer esta enfermedad que las hembras, mientras que la franja de edad que abarca el riesgo de que un gato la contraiga contempla los cinco primeros años de vida como los más críticos.

El retrovirus FeLV, responsable de la leucemia felina, hace que en los ganglios linfáticos (sobre todo en pulmones, riñones y mediastino) se desarrollen tumores llamados linfosarcomas. Una de las consecuencias más temidas de esta enfermedad es la anulación de las funciones de la médula ósea del gato. Este hecho conlleva la aparición de una complicación sanguínea llamada anemia.

Puede darse el caso de que este virus actúe en su forma no tumoral. El sistema inmunológico es entonces el que empieza a fallar dejando a nuestro querido gatito sin la opción de defenderse ante infecciones de todo tipo, desde las relacionadas con el sistema respiratorio hasta enfermedades oculares e incluso dentales. El margen de acción de este retrovirus puede llegar a abarcar también problemas que van desde los de tipo reproductivo hasta dolencias relacionadas con el hígado e incluso, molestias renales y un largo etcétera de infecciones bacterianas o secundarias.
La investigación veterinaria ha conseguido desarrollar vacunas excelentes para enfrentar al gato ante un posible contagio. El estricto seguimiento de un calendario de vacunación prescrito por nuestro veterinario nos evitará la desagradable sorpresa de ver cómo nuestro gato contrae alguna enfermedad. La prevención es una regla fundamental puesto que, en muchas ocasiones, los tratamientos existentes una vez que el gato está enfermo, no son lo suficientemente efectivos como para salvarle la vida.
Si nuestro gato está afectado por este virus y no fue vacunado en su momento, además de separarle del resto de felinos, su esperanza de vida estará en función, principalmente, del tipo de virus, de otras posibles infecciones que padezca el felino y también de su constitución física, edad y estado de salud general, especialmente, de su sistema inmunológico.
El veterinario nos recomendará fármacos para fomentar su inmunidad, además de algunos antibióticos para prevenir infecciones secundarias, las cuales representan la causa del 50% de muerte en gatos que, tras la realización de análisis de sangre, se les ha sido diagnosticada la leucemia.
Es igualmente importante que el gato continúe una vida normal pero vigilando su nutrición y estando muy pendiente de sus movimientos.

 

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto