Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetNews > Moda y estilo > Mascotas Reales
28/08/2015

Mascota del Principe Alberto descendiente de la Reina Victoria I

Realeza 

 

El amor de la reina Victoria por las mascotas trascendió a su familia más cercana, desde su esposo Alberto, su hijo Eduardo, la esposa de éste llamada Alix, su nieto y biznietos Jorge V y Jorge VI, ha llegado hasta su tataranieta, la actual reina Isabel II.  En la familia real británica a lo largo de la historia, se observa el importante papel que han desempeñado las mascotas, tanto que las han inmortalizado con sus historias y en algunos casos hasta monumentos.

Eos la mascota favorita de Alberto
La historia nos ha traído algunos relatos sobre la vida y niñez de la corona de Inglaterra entre ellos encontramos a Alberto el Príncipe Consorte, quien tuvo una niñez muy triste y solitaria, venía de una familia destruida además de haberlo separado de manera abrupta de su madre cuando tenía tan sólo 5 años. Se desenvolvía con un carácter depresivo y taciturno, por lo que su tío Leopoldo I de Bélgica, tomó la decisión de regalarle una mascota, fue entonces que Alberto recibió una pequeña cachorro galgo, la cual se convirtió en la mascota más especial y favorita de Alberto y muy apreciada por la propia reina Victoria.

RealezaEos acompañó a Alberto a lo largo de su vida, estuvo presente en su matrimonio y en el nacimiento de sus hijos. También lo acompaño en casi todos sus viajes, Eos, permanecía muy cerca de la familia. Era tal el amor por la perra que fue retratada varias veces por los artistas de renombre de la época, se pueden encontrar retratos en donde aparece la perra sola,  con Alberto e inclusive con la Reina Victoria I.

En sus retratos podemos ver lo apreciada que era esta perra por su dueño y familia, se encuentran numerosos  retratos de ella, así como otras representaciones, vale la pena hablar sobre una figurilla de plata, firmada por los joyeros y plateros de Gerrard, se encuentra finamente labrada con gran detalle y montada sobre una base con incrustaciones de ópalo y diamante, fue el obsequio de la Reina Victoria a su esposo por sus 21 años.

El hogar de Alberto y Victoria se caracterizó por la gran cantidad de mascotas que la reina Victoria tenía, pero Eos siempre tuvo un lugar privilegiado, era la mascota del Príncipe Consorte llegada desde Alemania junto con él para vivir en Inglaterra durante el resto de su vida.
Se cuenta que en 1842 Eos fue herida accidentalmente de un disparo durante una partida de caza en Winsdsor, por Fernando el tío de la reina Victoria, lo que fue casi una tragedia, a tal punto que el tío de Alberto y Victoria, el rey Leopoldo I de Bélgica, llegó a decir:

Realeza“Habría sido preferible que Fernando hubiera disparado a otro miembro de la familia real”.
Eos muere a los 11 años de edad, causando un gran dolor al Príncipe Consorte y su familia, Alberto logró mitigar este dolor cuando mandó  a hacer una estatua de bronce que se plantó sobre la tumba del galgo. Hasta el día de hoy se encuentra la estatua como recuerdo del gran amor por esta mascota. Fue enterrada en las laderas aledañas al Castillo de Windsor.

 

 

© 2013, Intervet International B.V. a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.

 


Bibliografía
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto