Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > Rabia, toxoplasmosis y las 7 vidas
19/07/2016

Rabia, toxoplasmosis y las 7 vidas del gato

Una de las enfermedades que más temor causa dentro de la población en general, pero sobre todo en mujeres embarazadas, ya que puede inducir abortos es la TOXOPLASMOSIS, causada por un parásito microscópico unicelular llamado Toxoplasma gondii. Este microorganismo completa su ciclo de vida en el gato u otros felinos, ya que ellos son la única especie en las que el parásito se reproduce en forma sexual y por lo tanto solamente ellos pueden eliminar por el excremento la forma infecciosa del parásito, conocida como OOQUISTE. En otras especies y en el humano el Toxoplasma no se elimina por el excremento, sólo se reproduce en forma asexual (una célula da origen a otra). Es por esta razón que se ha considerado erróneamente al gato como el principal transmisor de la Toxoplasmosis hacia el humano. Y decimos "erróneamente", porque muchas personas incluyendo Médicos Cirujanos, no conocen con exactitud su ciclo y por ende las posibilidades de transmisión, y lo único que hacen es dar malos consejos (como puede ser el de eutanasiar al gato).

En primer lugar te quiero explicar que para que un gato pueda eliminar los ooquistes, primero se debe contagiar, es decir, primero se necesita que el gato ingiera al parásito en cualquiera de sus formas (taquizoito, bradizoito u ooquiste) para que éste, dentro del intestino del gato, se pueda reproducir.
Los gatos pueden infectarse ingiriendo a los ooquistes que eliminan otros gatos por el excremento o comiendo carne cruda o vísceras que contengan al parásito adulto. La carne o las vísceras puede provenir de cualquier animal, incluyendo cerdos, ovinos, bovinos o incluso pájaros, ratas o ratones. Por lo tanto, si en la carne cruda pueden existir formas del parásito, el ser humano se puede contagiar no solamente por ingestión accidental de los ooquiste del excremento del gato, sino también por ingestión de carne cruda; incluso ya se ha comprobado que personas que tienen estrecha convivencia con los gatos no son portadoras del Toxoplasma y que por el contrario, personas que nunca han tenido contacto con gatos, son positivas a pruebas serológicas hacia el Toxoplasma, por lo que se deduce que la mayor posibilidad de infección hacía el humano se da por ingestión de carne cruda y no por ingestión de los ooquistes del excremento felino.

Lo anterior es fácilmente explicable: cuando la carne que contiene Toxoplasma es bien cocida, el parásito se destruye, por lo tanto existe mayor posibilidad de contagio entre personas que gustan de la carne tártara o cocida a término medio. Si bien es cierto que los gatos pueden transmitir ooquistes de Toxoplasma por la materia fecal, también es cierto que para que una persona se pueda contagiar se necesita que esos ooquistes esporulen, si no, no son infecciosos. Para que los ooquistes esporulen se necesita que exista humedad durante varios días, lo cual representa que la caja sanitaria del gato no se limpie durante esos días.
Finalmente, para que una persona se contagie, necesita ingerir los ooquistes esporulados, por lo que se requiere tener contacto físico (de las manos) con la materia fecal y después llevarse las manos a la boca, lo que representa una falta completa de higiene.
Otras enfermedades que pudieran transmitir los gatos como pudieran ser diferentes tipos de parasitosis internas (gusanos planos, gusanos redondos, amibas, etc.), se pueden evitar realizando exámenes coprológicos periódicos y realizando las desparasitaciones según se presente cada caso.

Enfermedades virales como la rabia se pueden prevenir con la vacunación. Para disminuir al máximo el riesgo de contagio de ésta u otras enfermedades, se puede recomendar la castración de los gatos para controlar su instinto natural de "vagabundear".
Hay que recalcar que para que a un animal, cualquiera que éste sea, se contagie de rabia, se requiere que otro animal rabioso lo muerda, pues el virus en el medio ambiente se muere rápidamente. Es falso aquello que se piensa que a un animal le puede dar rabia simplemente porque sea una época de "mucho calor".
En los gatos también puede estar presente el virus que produce inmunodeficiencia. El virus es morfológicamente idéntico al HIV en humanos, lo que ha provocado un temor inmenso. Sin embargo en este caso el temor es también infundado. A pesar de la similitud del virus felino con el del humano, el que pudiera ocurrir contagio es otro mito, pues la realidad es que son virus específicos de especie y se puede tener la completa tranquilidad (comprobado) de que a los seres humanos no les ocasiona ningún problema.

Otra creencia o mito relativo a los gatos es: “Los gatos tienen 7 vidas.” Esta falsa pero muy divulgada creencia comenzó en el Antiguo Egipto. Allí todos estaban impresionados por la supervivencia de estos felinos ante las caídas, por eso terminaron pensando que no podían tener una sola vida. Hoy se sabe que los gatos caen generalmente parados porque tienen un sistema de equilibrio muy desarrollado, pero ¡ojo! también tienen que tener tiempo de acomodarse en el aire para hacerlo correctamente.
Una de las realidades más importantes con relación a los gatos es el riesgo, con animales agresivos, de sufrir lesiones por mordeduras o rasguños. Se debe evitar a toda costa que nuestro gato pueda lastimarnos. Hay que tomar en cuenta que el 50% de las heridas por mordedura se infectan. Cuando existe riesgo, es mejor utilizar un bozal. Los bozales son fabricados específicamente para gato e impiden que el gato muerda y que vea, pero le permiten respirar. Algunos animales se ponen más nerviosos con el uso del bozal, por lo que en ellos no deberán usarse.
Como te he explicado, existen muchos mitos y algunas realidades con respecto a lo que estos felinos representan o pueden transmitir, pero lo más importante es poseer un conocimiento de todo ello para promover que la gente elimine sus falsas creencias y tome las precauciones necesarias cuando sean requeridas.

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto