Síguenos en: Facebook Twitter
Skip Navigation LinksPetFan > PetTips > Salud > Síndrome de furia en los perros
04/04/2018

Síndrome de furia en los perros

Más que un problema de conducta o comportamiento es una causa médica que tiene que ser atendida por un Médico Veterinario.

Es un problema neurológico también conocido como Rage Syndrome o como síndrome del Coker Rojo, porque suele presentarse con mayor frecuencia en ejemplares de los Spaniel de color sólido, pero no es característico de una  raza en específico, se ha encontrado también en el Bouvier de Berna, Coker Americano, Chesapeake Bay Retriever, Doberman, Bull Terrier, Pastor Alemán, Gold Retriever, Montaña de los Pirineos y San Bernardo.

 

Los perros afectados por el síndrome de furia, muestran un comportamiento normal, pero súbitamente se muestran agresivos, atacando y mordiendo a la persona más cercana. El principal síntoma es la agresividad repentina, el perro ataca sin advertir, es decir sin mostrar una postura, gruñidos, mostrar los colmillos, levantar las orejas etc., puede ocurrir que el perro se encuentre durmiendo y morder a cualquier persona que encuentre cercana a él, incluso a sus dueños. El perro se mostrará desconcentrado, perdido, sin responder a estímulos externos (gritos, golpes), sus pupilas estarán dilatadas.

El Síndrome parece que se debe a las “cruzas” que se han realizado de mala manera durante años, crianzas descontroladas, sufren una impresionante serie de afecciones genéticas, sin embargo, las causas aún no son claras. Lo que sí es seguro, es una afección neurológica y de variantes de epilepsia una forma canina de esquizofrenia, niveles bajos de serotonina en el cerebro y disfunciones de la tiroides.

Tampoco está claro si las condiciones ambientales llegan a favorecer el desarrollo de este trastorno, por lo que resulta difícil la prevención.

 

Los síntomas más destacables de esta enfermedad son:

  • Ataques repentinos sin ningún tipo de advertencia
  • El ataque dura cerca de 10 minutos, es contra todo lo que tenga cerca de él
  • Posterior al ataque, el perro se muestra inseguro, arrepentido y en algunos casos triste
  • Presenta pupilas dilatadas

Tratamiento
En las pruebas que se han llevado a cabo el tratar a los perros que presentan este síntoma, con antiepilépticos / anti convulsionantes ha dado muy buenos resultados, especialmente con fenobarbital. También se ha demostrado que el tratamiento con ciertos ansiolíticos, han sido muy eficaces. Al ser un síndrome aún bastante desconocido, no existe un protocolo claro de tratamiento.
Lo primordial es que consultes de inmediato al  Médico Veterinario si por desgracia tu perro presenta una conducta similar a la que te describimos.

 

© 2014, Intervet International B.V., a subsidiary of Merck & Co., Inc., Kenilworth, NJ, USA. All rights reserved.


Bibliografía
Posts relacionados
PetFan Nosotros | Mapa del sitio | Términos y Condiciones | Aviso y Política de Privacidad | Contacto